Infancias robadas

Todos quieren saber más y mejor. La realidad es que en el siglo XXI aún existen hombres adultos, algunos viejos que buscan, desean y compran el matrimonio con niñas. Aún peor, incluso sigue habiendo madres y padres que lo permiten e incluso hacen un negocio con la menor.

Estoy trabajando en un nuevo articulo, y dada la sensibilidad del tema, os lanzo a vosotros mis seguidores, me enviéis vuestras primeras impresiones sobre el tema con sugerencias y comentarios.

Todos podeis ayudar,

grano a grano se construye una montaña  

2 comentarios

  • Bruno Rodriguez dijo:

    Una auténtica aberración humana.

  • Elena Román Rodríguez dijo:

    Asunto complicado para tratar y no al alcance de todos. Tan sólo una humilde reflexión.
    El simple hecho de forzar a alguien a hacer algo es, en sí mismo, esclavitud, agravado por el componente de la minoría de edad y, en su caso, con la connivencia de los progenitores -éstos forzados,en muchos casos por, motivos dispares-.
    La alienación de esas niñas es irreversible, o al menos lo parece.
    A pesar de estar prohibido por convenciones y tratados internacionales, pienso que es la costumbre arraigada de los lugares donde se practica el mayor escollo.
    Adelante con todo lo que te propongas. Admiro tu compromiso con la búsqueda de la verdad, basada en la observación y la evidencia. No hay otro camino.
    Saludos desde Madrid!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Demuestra que eres humano/a *